Uñas enterradas – Una molestia terrible

Las uñas enterradas o encarnadas producen uno de los dolores más intensos que se puedan sentir en los pies. La razón es que este trastorno obliga a que esa estructura de la piel (por lo general, la que corresponde al dedo gordo) se deforme y el borde crezca, presionando e incluso penetrando los tejidos a su alrededor. Esta también es la causa de que, en muchas ocasiones, se produzcan infecciones.

Es común que la condición obedezca a un mal procedimiento de corte de la uña, sobre todo, si se exagera en la longitud (demasiado corta) y se liman las esquinas de manera redondeada. Aunque, es probable que con cuidados sencillos y un cambio de hábitos se corrija el problema. Pero, de presentarse continuas repeticiones o infecciones serias conviene visitar al podólogo; en especial los diabéticos u otras personas que sufren de una microcirculación disminuida.

uñas enterradas

 

En los casos simples, si el dolor es moderado, la situación se puede tratar en casa sumergiendo los pies en agua tibia, varias veces al día; así la uña se ablanda y será más fácil cortarla del modo correcto. Aparte de estos momentos, la zona se debe mantener limpia y seca todo el tiempo; asimismo, los calcetines necesitan cambiarse con regularidad.

Una recomendación importante es usar zapatos de punta ancha, que dejen suficiente espacio, permitiendo el libre movimiento de los dedos durante el período de recuperación, en particular, calzar solo sandalias. El ibuprofeno, diclofenac y paracetamol resultan útiles para calmar el dolor cuando es muy intenso; no obstante, de haber infección se hace necesario tomar antibióticos y estos deben ser recetados por un médico.

Colocar un pedacito de algodón entre la placa córnea y la piel para separarlas es un método popular y efectivo. Se podría emplear unas gotas de aceite de oliva que ablanden los tejidos antes de introducir el hisopo y este debería reemplazarse a diario. En situaciones extremas, el quiropodista extraerá la uña por medio de una cirugía ambulatoria, solucionando definitivamente el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.