Los mejores remedios para eliminar la lengua saburral

Muchos desconocen este nombre, pero no es más que el exceso de bacterias muertas sobre nuestra lengua incluso la aparición de hongos, confiriéndole a esta un color blanquecino o grisáceo. La lengua saburral puede producirse por la alimentación pero también puede ser motivada por problemas de salud.

Una vez que nos damos cuenta que tenemos este problema lo mejor es tratarlo y sin con remedios naturales no se elimina deberás acudir a un médico ya que como hemos comentado puede ser síntoma de un problema de salud más serio.

Los mejores remedios caseros para este problema

lengua saburralEl principal remedio consiste en la limpieza adecuada de la lengua, muchos cuando nos cepillamos los dientes olvidamos que debemos lavar también la lengua, es parte fundamental de la boca y causa en muchas ocasiones del mal aliento o la halitosis. Por ello siempre que nos lavemos los dientes debemos insistir en cepillar también la lengua, muchos cepillos actuales incorporan en su dorso muescas de silicona especiales para este fin. Con solo cepillarnos eliminaremos esas bacterias muertas. También podemos adquirir en cualquier farmacia un cepillo especial para lenguas, que no es más que una especia de rascador para este fin. Además de la limpieza de la lengua por medios mecánicos como serían los descritos también es fundamental utilizar un buen enjuague bucal para terminar de eliminar las bacterias.

Otros remedios caseros muy útiles para eliminar o reducir este problema es tomar yogurt, ya que este es uno de los mejores remedios en los tratamientos de los hongos y las bacterias en la lengua. Otro método mecánico de limpieza de la lengua, aunque un poco más agresivo y molesto, es empapar un trozo de tela en vinagre y frotarlo en la zona la eliminar los restos.

Las gárgaras siempre vienen bien, el zumo de medio limón en un vaso de agua es perfecto para realizar gárgaras, repitiéndolas varias veces al día, los resultados son muy buenos para combatir las bacterias.

Así mismo debe cuidarse la alimentación y reducir los alimentos azucarados y el pan, y aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.