La importancia de los planes de autoproteccion

Para comenzar debemos esclarecer que son los planes de autoproteccion, un marco orgánico y funcional que está previsto para una determinada actividad, es decir, son una serie de medidas y acciones planificadas estratégicamente en función de las características de una determinada empresa.

El principal objetivo de estos planes es prevenir y controlar los posibles riesgos sobre las personas y los bienes materiales pudiendo dar unas soluciones especificas de acuerdo con los determinados planes de emergencia establecidos.

Todo ello obviamente teniendo pleno consentimiento del titular para garantizar de esta forma la integración de las medidas que se lleven a cabo dentro del sistema público de protección civil.

Un plan de autoproteccion se utiliza para algo, tiene unos determinados objetivos, estos objetivos son principalmente prevenir cualquier situación de riesgo, bien sea causada por incendios, desastres naturales etc… Todo ello conlleva la organización de medios humanos y unos determinados materiales específicos diferentes para cada actividad.

El fin de todo esto será la evacuación inmediata. En este caso y ciñéndonos a las empresas, será necesario para orientar a los responsables a conseguir una actuación rápida y eficiente, una actuación que debe de garantizar la seguridad de los trabajadores de un determinado bloque empresarial o de una pequeña oficina.

Estos planes garantizan la evacuación y la intervención inmediata cumpliendo con ello la normativa vigente que hay sobre seguridad.

Es necesario mantener informados a todos los ocupantes de un determinado edificio sobre cómo deberían de actuar ante una posible emergencia  y si esta se produce cómo poder prevenirla o solventarla.

También es  necesario que todos los usuarios de un determinado sector en el cual hay que realizar estos planes de autoproteccion conozcan muy precisamente la zona donde desempeñan sus labores, conocer sus edificios y sus instalaciones, cuales son los medios de protección que hay disponibles, y por supuesto también las carencias con respecto a la normativa vigente en los planes de autoprotección.

Todo lo anterior, se desarrolla mediante el RD 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia.

Ello es necesario porque la legislación vigente obliga a disponer de un plan, en caso contrario, pueden ser sancionadas administrativa, civil o penalmente.

Los beneficios básicamente son los siguientes. Se evitarían sanciones a cargo de la administración pública, que supondría para la empresa un gasto extra el cual no sería necesario asumir si todo ello estuviera en regla.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.