LA CALVICIE Y LAS SOLUCIONES

Son muchas las personas que se enfrentan, por una causa o por otra al problema de la calvicie. Existen varios motivos o factores que propician la pérdida de pelo; algunos de ellos son externos y vienen determinados por causas ajenas a nosotros, como es el caso del cambio de estación, que puede debilitar nuestro cabello produciendo su caída. Otro motivo puede ser un estrés físico o psicológico que se manifiesta de esa manera, pero al no ser un motivo genético, tu pelo volverá a crecer cuando tus condiciones físicas y psicológicas estén en perfecto estado. Del mismo modo ocurre con la nutrición, puesto que si no es la adecuada, el cuerpo puede dar la alerta de esa misma manera. Por ello, es fundamental acudir a un dermatólogo para que realice un diagnóstico sobre la causa de la calvicie, puesto que también es posible que la respuesta se encuentre en tu familia, ya que la calvicie también es hereditaria.

 El reparto y distribución de la calvicie entre hombres y mujeres es sensiblemente diferente, y por eso dependiendo del diagnóstico y tipo de calvicie puede adecuarse mejor una técnica de injerto capilar, o la otra. Muchas mujeres sufren con este problema y es que hasta hace poco tiempo no eran muchas las que se atrevían a someterse a un tratamiento de trasplante de pelo, pero en la actualidad cada vez son más las que dan el paso para volver a lucir una melena fuerte y sana. Aunque la mayoría de las mujeres suelen tener un despoblamiento general y no en zonas localizadas, hay algunas excepciones en las que sí es focalizado, así como algunos tipos de alopecia detectados en hombres. Para estos casos se recomienda la técnica FUSS, que consiste en seleccionar una tira de cuero cabelludo de una zona con mucha densidad de folículos y colocarla en aquel lugar que se desea conseguir mayor densidad. Esta técnica es la más rápida y con la que se consigue mayor densidad, pudiendo llegar hasta 4.000 unidades foliculares, en un tiempo medio de unas 4h y media. La parte menos seductora es que deja una pequeña cicatriz que, aunque apenas imperceptible, habrás de cuidar un poco y volver a la clínica a los 12 días para retirar los puntos. Por este motivo deberás esperar un poco si quieres hacer deporte o trabajos que requieran fuerza y ejercicio.

Es preciso saber que cuanto más estabilizado se encuentre el proceso de calvicie y no continúe cayéndose el pelo en zonas nuevas, mejor será el resultado a largo plazo puesto que es extremadamente difícil para el cirujano intuir las partes que van a quedar despobladas y actuar en consecuencia.

En cuanto lo sepas te será fácil decidir puesto que para zonas localizadas que se encuentran poco pobladas, la mejor solución y perfecta para ti es el injerto capilar por medio de la técnica FUE. Se realiza la extracción de folículos capilares retirados uno a uno con material especializado desde la zona dadora y se injertan en la parte que va a recibir el cabello. La pequeña desventaja es que puede durar hasta 7 horas y se consiguen un poco menos de unidades foliculares por intervención. En contrapartida, la gran ventaja es que no es una intervención quirúrgica y no tendrás ninguna marca en apenas tres días, con un resultado muy profesional y muy natural. Por cierto, si tu pelo es rizado u ondulado y más bien grueso estás de enhorabuena porque un pelo más grueso y/o rizado consigue aparentar una mayor densidad.

calvicie-y-soluciones

 Para obtener los mejores resultados, es importante ponerse en manos de expertos como Capilae y no confiar en las ofertas y promociones, ya que en ámbitos de salud e higiene no se debe arriesgar. Ponte en manos de expertos, pide ejemplos, referencias… y consulta todas tus dudas. No lo dudes más y regálate una buena dosis de autoestima.

 Autor: David Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.