Fruta kaki: exquisita sin ser calórica

Existen distintos tipos de caquis, entre los más populares está la fruta kaki. Este tipo de caqui se caracteriza por ser de piel dura y rojo brillante.

El caqui es un fruto que se cultivaba en China y Japón desde el x. VII pero fue a mitad del siglo XX cuando de forma espontánea surgió la variedad rojo brillante en Valencia, en la Ribera del Xúquer.

 

Variedades que podemos encontrar de caqui

Fruta kakiEntre ellas puedes encontrar en el mercado la variedad persimón o classic. La diferencia entre ambos es mínima, básicamente está en el punto de maduración en el momento de su recolección. El classic se recolecta maduro y el persimón semi-maduro.

Las propiedades del caqui se basan fundamentalmente en su cualidad antioxidante, lo cual nos viene muy bien por muchas razones.

En primer lugar evitará enfermedades entre ellas algunas graves como el cáncer. También evitará el envejecimiento prematuro y los problemas de piel. La neutralización de la acción negativa de los radicales libres es una de sus principales acciones.

Pongámoslo así, tenemos al bando de los malos representado por los radicales libres y por otro lado están los buenos, los antioxidantes el fin de la escena es el control del envejecimiento, lo que es un excelente final para todos nosotros.

Información nutricional del caqui

Fruta kakiHablemos ahora de las propiedades nutricionales del caqui. Muchas personas pensamos que todas las frutas que están exquisitas poseen altos niveles de azúcar y por tanto engordan. Entre estas frutas está el caqui, cuando lo comemos nos decimos que está demasiado bueno para no engordar y limitamos su consumo.

Sin embargo, el caqui, además de ser un alimento saludable cuida nuestra dieta. Tan sólo posee unas 70 calorías y hablamos para 100 gramos. 18 gramos de hidratos de carbono en esos 100 gramos y 0,4 de lípidos (grasas), 80 gramos de agua.

Muchos no lo saben y si lo supieran te aseguro que la venta de caqui subiría notablemente. Algo bueno con una carga nutricional excelente y que no engorde, es el bueno, bonito y barato de los alimentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.