Cinco dolencias asociadas al teletrabajo

El teletrabajo es una opción que gana fuerza con los años. Por un lado, las tecnologías de la comunicación permiten realizar desde casa, siempre que se tenga a mano una terminal, el trabajo que en condiciones clásicas realizaríamos en la oficina.

Por otro, tanto para el empresario como para el trabajador, supone recortar una serie de gastos que en condiciones normales, encarecen la vida y el negocio, como el transporte, los seguros, o las comidas fuera de casa.

El teletrabajo tiene muchas ventajas, pero también una serie de inconvenientes que debemos conocer

dolencias teletrabajo

Para el personal, la opción de trabajar desde casa tiene muchísimas ventajas: la compatibilización de horarios laborales con las necesidades domésticas, el tiempo para estar con los niños, o algo tan sencillo como ahorrarse el insoportable y estresante tráfico de cada mañana, son ventajas que vale la pena incorporar a la vida diaria. Sin embargo, el teletrabajo tiene una serie de contrapartidas que hay que valorar, especialmente a nivel de salud. Vamos a tocar algunas de ellas:

 

Problemas circulatorios: como el resto de dolencias aquí explicadas, viene derivada de estar en posición sedente la mayor parte de la jornada laboral. La circulación sanguínea en las piernas suele verse afectada por la inmovilidad continuada, lo cual puede reflejarse en varices o incluso trombos. Es algo que vale la pena tener muy controlado, especialmente si somos consumidores habituales de grasas, bebidas carbonatadas, o tenemos altos niveles de colesterol.

 

Retención de líquidos: en la misma línea que el anterior, la retención de líquidos en el cuerpo inferior es consecuencia de mantener la misma postura durante tiempo indefinido. Si empiezas a notar los tobillos más hinchados de lo habitual, es que debes romper esta dinámica.

 

Hemorroides: la pesadilla silenciosa de tantas y tantas personas se ve potenciada cuando los cuartos traseros permanecen inmóviles, aplastados contra la silla durante horas. Es sorprendente lo rápido que pueden aparecer las hemorroides cuando abusamos de la postura.

 

Problemas de columna: la posición de nuestro cuerpo al sentarnos frente al ordenador es fundamental. Pero, tan fundamental como es, la mayoría de trabajadores incumple los consejos de salud vertebral casi sin darse cuenta. Encorvarse, desviarse hacia el lado, son vicios y tendencias que acaban provocando desviaciones de la columna, sobrecarga o tensión cervical, de la que puede derivarse vértigos, dolores de cabeza (potenciados tras horas y horas de mirar fijamente la pantalla).

 

Estrés: el teletrabajo permite adaptar las horas de trabajo, pero precisamente porque permite adaptarlas, nos encontraremos realizando a la semana muchas más horas que si tuviéramos que ir a la oficina con un horario fijo. No debe despreciarse el estrés por sobrecarga laboral, sobretodo si por la naturaleza del trabajo tiene pinta de convertirse en crónico.

No creas que por trabajar sentado te cansas o sufres menos

dolencias teletrabajo

Muchos habréis notado que este tipo de dolencias no son exclusivas del teletrabajo. En realidad, son aplicables a cualquier trabajo de oficina. Sin embargo, cuando uno empieza en el teletrabajo es fácil que se deje llevar durante horas delante del ordenador.

Nuestro consejo: levántate y anda. En serio. Vente minutos o media hora de ejercicio por la mañana antes de ponerse a trabajar es muy recomendable. Parar cada par de horas durante otros veinte minutos, es vital. Y salir y caminar cuando no estamos trabajando, fundamental tanto para nuestra salud corporal, como para nuestra salud mental. Ambas exactamente igual de importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.