Calidad de aire en interiores, ¿te apuntas?

Centrémonos en nuestro hogar, o en cualquier edificio que suponga un espacio de convivencia entre varias personas. La calidad de aire en interiores es vital. Y no lo digo yo, sino las normas AENOR. La Norma UNE 100012, por ejemplo, se encarga de la revisión de la red de conductos, según sus normativas y de la higienización de sistemas de climatización y ventilación. Esta norma en particular se encarga de valorar la higiene de todos los sistemas de ventilación y acondicionamiento, como sus siglas indican, SVAA. Para lograr este objetivo, se han planteado unos criterios de descontaminación, valoración y validación. Cada uno se encarga de su función dentro del SVAA.

 

El objetivo de la higienización

 

calidad aire La higienización se ha creado específicamente para tratar de eliminar todos los contaminantes y depósitos de suciedad que se encuentren dentro del sistema de ventilación y climatización. Para ello, se han de realizar ciertos pasos que garanticen la pureza de dicho sistema. Como he mencionado antes, el objetivo de esta norma es ofrecer una guía de actuación en caso de tener que higienizar algún sistema y sirve tanto para sistemas de ventilación y acondicionamiento de aire como para empresas de mantenimiento, asesoría y control. Todos deben tener presente esta norma, pues está en juego no solo el ahorro energético, sino la propia salud.

 

Bien es cierto que en el hogar, lo más importante es la salud de los que habitan en él, entre otras cuestiones, pero dentro de hospitales y colegios también deberían cumplirse estas normas, más que nada porque tanto los pacientes como los niños son más susceptibles de coger alguna enfermedad. En casa cada uno es responsable del bienestar de su entorno y atmósfera propia. De ahí que cada vez más sean muchas las personas que se acojan a esta normativa, invirtiendo en su calidad de vida, en sus ahorros y en el medio ambiente.

 

No olvidemos que no todas las personas velan por su propia salud, sino que se mueven por el motivo económico. Aunque así fuere, tan imprescindible es estar en un ambiente puro, transparente y controlado, que se hace necesario contratar a empresas que se encarguen de la seguridad del aire. Hay otras compañías, como por ejemplo Ambisalud, que se encargan de asesorar a las empresas con respecto a  temas energéticos, y siempre bajo las normativas AENOR.

 

¿Por qué son útiles las normativas?

 

calidad aire Estas normativas son muy útiles para controlar el gasto energético en nuestro hogar, oficina, o edificio público; gracias a su implantación, tanto los propietarios de instalaciones de aire acondicionado y climatización, como los propios proveedores de dichos sistemas podrán realizar una limpieza correcta de los mismos, sabiendo que cumplen con unos estándares. Es importante comentar que los sistemas de ventilación y acondicionamiento de aire son los principales sistemas susceptibles de cumplir con estas normas. Y concretamente, todos los propietarios de edificios o empresas de servicios de higienización, empresas de mantenimiento, etc… tendrán que cumplir obligatoriamente con todo lo impuesto en la Norma UNE 100012.

 

Hay diferentes tipos de edificios, y según éstos, necesitarán un tratamiento u otro de limpieza de los sistemas de ventilación; cada método está sujeto a unos estándares, controles y revisiones. Siempre pensando en el bienestar de los que habitan dicho edificio. La calidad de aire en interiores es una de las metas principales tanto de AENOR como de empresas como Ambisalud, que se encargan de que se cumplan las normativas, y aconsejan a través de consultorías energéticas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.