Cuando la solución es un balón intragástrico

Si ya lo has intentado todo y no hay forma de que tu peso sea el idóneo para no sufrir ningún tipo de enfermedad, es el momento de que te plantees la solución del balón intragastrico.

El tratamiento con balón intragástrico es una alternativa muy cómoda pues no requiere de ninguna intervención quirúrgica y el procedimiento para su colocación es rápido y sencillo.

En aproximadamente unos 30 minutos tendrá el balón intragástrico colocado. Lo que se introduce mediante vía endoscópica no es más que un globo de silicona que se infla y rellena de suero fisiológico hasta la medida que el médico estime oportuno.

Motivos de salud

Hay que tener presente que no es algo que hagamos para “perder un poco”, ni por motivos meramente estéticos, sino de salud. Sólo si necesitas perder al menos de 10 kgs podrás optar a este tipo de tratamiento.

Una vez con el balón intragástrico, verás podrás realizar tu vida completamente normal, sin notar ningún tipo de cambio. El único cambio que apreciarás será que cuando te sientes a comer no tendrás esa sensación de hambre que hasta ahora habías sentido.

Por supuesto en todo momento tendrás un apoyo médico siempre que lo necesites quien además también te guiará en tu dieta diaria. Puedes cambiar tu vida dedicándole tan sólo media hora y con un gesto muy sencillo, ¿te apetece?