La salud dental no solo tiene que ver con tus dientes, elige odontologia Barcelona

En cuestiones de odontología Barcelona, Madrid, Bilbao o cualquier otra ciudad grande en el país tiene muchísimas opciones para tratar cualquier problema dental.

Cualquier pueblo grande tiene dentista.

 

Pero, ¿basta con eso?

 

Los dientes y la salud

 

odontología barcelonaEn general, sí. Realizar una higiene dental al año, revisar una caries, o hacer una placa de descarga para el bruxismo, son cosas que no han de tener mayor complicación.

 

Sin embargo, a veces tendemos a pensar que los dientes son algo aparte. Una parte de nuestro cuerpo que funciona por separado. ¿Te duelen los dientes? Al dentista. Pero, ¿y si te duele otra cosa… por culpa de tus dientes?

 

Recuerda que en el cuerpo humano nada está aislado, y un problema en una parte puede afectar a otra de maneras que solo conocen los profesionales de la medicina.

 

Por ejemplo:

 

  • Mareos y pitido en el oído: puede estar causado por un problema en la articulación de la mandíbula.
  • Dolor de cabeza matutino: puede estar causado por el bruxismo o rechinar de dientes.
  • Alergias repentinas: pueden causarlas algunos materiales odontológico, por ejemplo en los implantes.
  • Enfermedades o dolencias en riñones y corazón: pueden haber sido producidas por un diente infectado.

Esto significa que no podemos confiarnos, un problema dental no solo afecta a los dientes y no conviene “dejarlo para más adelante”. Se trata de un problema médico tan serio como cualquier otro.

 

En este sentido, es muy interesante visitar a un médico dentista (es decir, un especialista que sea a la vez odontólogo y médico), ya que tendrá más presentes las sinergias e interferencias entre diferentes partes del cuerpo, y podrá diagnosticar con acierto.

En casos de pacientes con algún tipo de cardiopatía, o dolencias como la epilepsia, es especialmente importante ponerse en manos de un médico dentista, que pueda garantizar capacidad de reacción ante cualquier problema que pueda surgir.

 

Así que ya sabes: cuida tus dientes. Ya no solo por lucir una hermosa sonrisa, evitar el insoportable dolor dental, o sentirse más seguro en público. Si no porque afecta a tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.