Los gimnasios actuales

 ¿Siguen existiendo los gimnasios que recuerdan al de Rocky de Stallone? Es raro encontrarnos con estas salas donde se entrena por grupos musculares y con herramientas simples y primitivas como poleas o sacos de boxeo. Sencillamente han debido desaparecer de la faz de la tierra y han dado paso a los gimnasios que hoy todos conocemos.

Eso sí, dentro de los actuales, como 360 Life, podemos distinguirlos por el tipo de instalaciones y las prestaciones tanto de las herramientas en sí, como de los profesionales que los dirigen y atienden a sus clientes.

El fitness es la base de toda especialidad y es parte indisoluble de todo programa. Otra cosa son las tendencias, que como su propio nombre indica, van cambiando para imponerse sobre otras y que tienen como finalidad ir ganando adeptos, es decir, clientes dispuestos a abrazar su técnica como las mejor disponible en esos momentos.

Los gimnasios innovadores a menudo se crean unidos a la tendencia revolucionaria de turno y eso les posiciona ya en un lugar comercial de primera línea. Ser “lo último” en fitness atrae a un público despistado que necesita ser convencido de que eso es lo mejor.

Cada temporada surgen nuevos métodos que supuestamente revolucionan estos lugares pensados para el entrenamiento. Pero muchos se esfuman con la misma velocidad con la que aparecieron. Sin embargo, algunos permanecen porque consiguen superar la barrera de lo efímero gracias a su eficacia. El pilates es un ejemplo. Y el zumba o el spinning, otros.

Y es que normalmente estos sitios están dividido en dos áreas principales: una pensada para el entrenamiento, a través de herramientas específicas, cuales pesas, bicicletas, etc. La otra parte del gym está normalmente pensada para las clases: entre las que hemos mencionado arriba (pilates, zumba y spinning), no es raro que haya clases de yoga, GAP, aérobica, step, box, etc.

Esto permite a cada uno encontrar en su gimnasio ideal lo que más le conviene para su entrenamiento. Lo adecuado sería alternar ambas salas, aunque muchos suelen preferir una en vez que otra. A veces, además es posible usar una sala pensada específicamente para el relax, donde podremos encontrar hidromasaje, sauna, baño turco y posibilidad de pedir horas para masajes.

Y obviamente no faltará un espacio pensado para cambiarse y guardar tus cosas. Se trata del vestuario, donde no faltará un espacio con duchas y todo lo que necesite para refrescarte después de un tu entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.