Desequilibrio en la alimentación durante la cuarentena

 

Dieta equilibrada durante la cuarentena

 

Aumento de peso durante la cuarentena

Al hablar del coronavirus, es natural dar prioridad a temas relacionados con medicamentos, hospitales y las medidas de prevención. Pero solo unos pocos, se detienen a pensar en las consecuencias que la cuarentena ejerce en su alimentación o en la importancia de contactar un dietista para mantenerse sanos durante el confinamiento.

La pandemia nos ha sorprendido a todos y ha afectado nuestra vida desde distintos puntos de vista, algunos más evidentes y otros menos notorios. Es posible que la alimentación sea parte de esos aspectos en los que no se aprecian tan claramente el impacto de la cuarentena. Sin embargo, en un gran porcentaje de la población se han producido cambios severos en su dieta y las consecuencias empiezan a verificarse.

En este sentido, el confinamiento forzoso y repentino, ha dado pie a un desorden alimenticio que ha llevado a gran parte de la población a extremos que conducen al desequilibrio. Así pues, mientras que algunos se exceden con los dulces y la comida chatarra; otros, experimentan el déficit nutricional a causa del impacto económico que han sufrido como consecuencia de la pandemia.

¿Qué comer durante la cuarentena?

Dietista en Vallecas para mejorar tu salud
Alimentación saludable

Son muchas las dificultades que esta situación trae consigo desde el punto de vista nutricional. Para los dietistas no ha sido fácil establecer estrategias que se ajusten a las realidades de cada caso.

Por una parte, el encierro permanente trae consigo una carga de ansiedad que, mal manejada, puede conducir al descontrol alimentario. Y es que, entre la inactividad y el aumento en la oferta de servicios de comida a domicilio, es muy fácil llevar una dieta desordenada.

Por la otra, ha de tenerse en cuenta el plan de ahorro de quienes, en medio de la incertidumbre económica, el desempleo o la reducción de sus ingresos, se han visto en la necesidad de desmejorar la calidad de su alimentación. Dicha situación, pone de manifiesto una serie de dificultades al momento de definir una estrategia dietética.

No obstante, ambas situaciones pueden abordarse satisfactoriamente con el consumo de productos naturales. Los cereales, zumos, compotas e incluso, los preparados vegetales, son excelentes alternativas para saciar el hambre y mantener una dieta equilibrada.

En los casos donde se producen excesos por ansiedad, es preciso tener presente que la raíz del problema es emocional. Para superar esta situación, es recomendable seguir los consejos que se describen en el siguiente vídeo:

Peru21 TV Channel

Adicionalmente, es crucial la orientación de un dietista y en situaciones más extremas, de un psicólogo. Con dicha ayuda, será posible evitar la obesidad y la desnutrición durante la cuarentena.

Puede que tambien te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *